Bestia Bebé “Bestia Bebé”

Publicado: 12/03/2014 en Disco de la Semana
Etiquetas:, , , , , ,

ACLARACIÓN ANTES DE EMPEZAR ESTA RESEÑA: Aquel que no sabe lo que es jugar un picado con amigos, quien no sabe nada de fútbol y que le aburre participar de charlas deportivas nocturnas mezcladas con altas dosis de alcohol, no va a poder entender la esencia de este disco. Por suerte, Bestia Bebé es lo suficientemente bueno como para atrapar con su música a los ignorantes del fútbol, así que hay espacio para todos.

Personalmente me incluyo dentro de los jugadores amateurs, domingueros, semi-retirados, pero apasionados por el deporte del balonpié. Mi cara pudo tranquilamente estar en la portada si estuviera en ese momento. Por no vamos a hablar de mí. Este segundo disco de Bestia Bebé me atrapó de una manera muy especial. No sólo porque la música es pegadiza y arrolladora, sino que el tema del deporte es algo especial, casi nostálgico.

En un mundo donde gobiernan los buenos resultados, Bestia Bebé les canta a los que perdieron. “Si bien todos te olvidarán/ todos menos yo” canta Tom Quintans en “El Gran Balboa” mezclado con fragmentos de alguna película de Rocky, film que cristaliza todo lo que festejan Quintans, Chicho Guisolfi, El Polaco Ocorso y Topo Topino. “No me Importa verte perder” es otro ejemplo (“Me gustan los perdedores/ los verdaderos ganadores”). En “Luchador de Boedo” a nadie le importa que el luchador del barrio haya perdido en Los Angeles y que esos puños no lastimen más, para todo Boedo (lugar de nacimiento de Bestia Bebé) será el gran campeón. Tampoco sabemos lo que le pasó al muchacho de “Lo quiero mucho a ese muchacho” pero lo cierto es que no tiene porque explicarnos nada, todo va a salir bien.

Ahora bien, si hay una figura que se ganó la canción más pegadiza del álbum (y hay que sobresalir entre canciones así) es uno de los grandes ídolos de Racing: Ruben Paz. Su tema, “El Uruguayo”, es un explosión de energía de dos minutos y medio que te obliga (literalmente) a mover los pies, la cabeza, los dedos o lo que sea, cantándole al gran uruguayo, experto en tiros libres. Pero también le estamos cantando a la gran nostalgia (aunque no nos demos cuenta, por suerte). Ruben Paz no va a volver a jugar profesionalmente al fútbol, y Marcelo Araujo no va a volver a relatar de la manera que lo hace al principio del tema. Pero no importa, “podrán traer nuevas estrellas, podrán traer muchos millones más, pero al Gran Uruguayo no lo van a igualar”. ¿Entienden el mensaje, ahora?

Las canciones hablan todo lo que nosotros los analistas de canciones no llegamos a decir. El paisaje de cada tema es la plaza de barrio, las calles de asfalto, autos viejos (“Wagen del Pueblo”), etcétera. Pero el optimismo es lo que nuclea todo. No importa la derrota, hay que salir a festejar igual. Nunca antes alguien se le ocurrió componer himnos a la derrota. Y ya era tiempo que alguien lo haga. Un poco de aire fresco ante tanto pesimismo. Sí señores, este disco es para guardar y mostrarlo a nuestros hijos.

Seguramente me quedé corto con esta reseña. Hay muchas cosas que vienen a mi cabeza escuchando los temas de Bestia Bebé, así que se los voy a dejar a todo aquel que las escuche para que complete este texto. Lo cierto es que no puedo dejar de identificarme con cada una de las canciones. Si hay algo que pueda definir el concepto de lo que significa “Bestia Bebé” está en cada uno. Pero si no sabés lo que es jugar al fútbol en una plaza, bueno ojalá que te guste la música, al menos.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s