La Delio Valdez “La Rueda del Cumbión”

Publicado: 19/09/2014 en Disco de la Semana
Etiquetas:, , , , , ,

Cumbia. Raíz de las fiestas sudamericanas y, por lo tanto, argentinas. Encanto de baile y gozo de noches infinitas y festejos interminables. Con reminiscencias de ese género musical de la Colombia caribeña, La Delio Valdez se sumerge en las raíces del baile mas popular de estas tierras latinas y nos ofrece una segunda muestra de su talento musical: La Rueda del Cumbión (su primer álbum, con el mismo nombre de la banda, fue lanzado en el 2012).

Con toda la fuerza de una orquesta de ¡14! componentes La Delio Valdez no es ni lenta ni perezosa para instalar la fiesta en los primeros golpes de timbales, congas y güiros: “Por el sendero la burra y el rengo marcaban el paso, tocando una caja, cantando una cumbia, mirando a lo lejos” canta Gladys del Carmen Sarabia en “Tamborero de Michoacan”, la voz mas reconocida de un grupo que hace cuatro años se está haciendo un lugar en la (mal llamada) Nueva Cumbia. En ese mismo tema Gladys grita “¡El corazón de la cumbia!” y nos hace pensar que los trece temas que siguen no nos van a dejar de mover la cadera, y eso es literalmente cierto. Manuel Cibrián, la voz masculina del grupo, sobresale en “Negra, Ron y Velas” y “Kalamary” (“La rueda de la cumbiamba está girando pa’ ti”). En “La Saporrita” el sonido de la cumbia no deja de ser alegre y algo borrachina. Puro baile, puro festejo, no hay otra forma de explicar a la Valdez.

Es de notar que La Delio sabe aprovechar el concepto de Gran Orquesta para engrandecer todas sus canciones, lo cuales no dejan de llamar la atención por lo poderoso de su sonido y la fuerza de su ritmo (ejemplo contundente es “Anacumbia”). Repasemos: dos trombones, dos trompetas, saxos alto y tenor y un clarinete (este último de gran importancia para el sonido de la Valdez) conforman la sección de vientos; timbal, congas, güiro y, ocasionalmente, bongós, maracones y tambor alegre conforman las percusiones; por último, bajo y guitarra para otorgarle el detalle bailantero a todo el concepto. Definitivamente este grupo llama la atención y sobretodo en vivo es un experiencia, por lo menos, satisfactoria.

En los últimos tiempos muchos grupos de cumbia empezaron a surgir en la escena porteña, La Delio es un ejemplo de una de las primeras allá en el año 2010, junto con la Orquesta San Bomba o los Cumbia Hasta el Lunes, podríamos llamarla Cumbia Alternativa de alguna manera, pero por ahora vamos a describirlos como grupos que hacen cumbia por gusto y sin compromisos, donde tan sólo la fiesta y el baile parece ser su motivación. Y en esta etapa de descubrimiento de ellos por el gran público por ahora viene bajo ese formato de gozo y felicidad bailantera. La canciones no son otra cosa que el éxtasis de hacer lo que uno quiere sin tapujos (“Dejenme bailar feliz, que me divierto con la gordita” exclama Cibrian) y ¿no es eso el motivo de ser de toda música popular?

La Delio Valdez descubrió (nunca se sabrá si intencionadamente o no) que la cumbia es uno de los nervios esenciales de nuestra sangre latinoamericana, y la cantidad de gente que está llevando cada vez a sus conciertos no es nada más una explicación de ello; es la misma gente que gusta de bailar y sonreír con una buena cumbia (ya sea colombiana, santafecina, sonidera, etc) más allá de las preocupaciones constantes de la semana y de los últimos tiempos, sobretodo en Argentina. Bueno, hablando mal y pronto, este grupo no es para nada original, la cumbia está en el corazón de la música argentina desde los Wawankó en adelante. Pero hay algo en la Valdez que nunca se vio, y es su manera de llevar su música de manera totalmente independiente, un gesto que puede ser un puntapié inicial para la ya mencionada Cumbia Alternativa Argentina pero que, insistimos, todavía es temprano para llamarla así. Por ahora, sólo basta con mover los pies al son de las trompetas, agitar la cintura al ritmo de los timbales y alegrar los oídos con las voces de La Delio Valdez. Sí, al final Gladys tenía razón en el primer tema, esto es el corazón de la cumbia, definitivamente.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s