Emily Kate Boyd “In the Woods”

Publicado: 07/01/2015 en Disco de la Semana
Etiquetas:, , , , , ,

Emily Kate Boyd

Hoy inauguraremos el año 2015, con una nueva variante: la internacional.

Sí, Emily Kate Boyd es norteamericana pura. No sólo nació a unos kilómetros de Nashville, sino que su música transpira Americana, Country y Folk de esas tierras. Sin embargo, hace un tiempo decidió venirse a Buenos Aires a ver que onda, y no sólo le pareció una linda ciudad, sino que se quedó…a vivir.

Bah, por lo menos durante este tiempo en el cual su segundo trabajo está saliendo a la luz. “In the Woods” bien pudo haberse creado en su casa de Chattanooga, Tennessee, pero la mayoría fue pensado acá en Argentina, y no es una cosa que halla que dejarlo pasar. ¿Por qué?, porque es una artista internacional que vino a nuestro país a desarrollar su carrera musical (hasta creó un sello independiente), cuando suele ser al revés. Porque es un excelente ejemplo de los tiempos globalizados que corren, donde artistas de todo el mundo pueden estar en contacto permanente con otros artistas aún más alejados. Y porque trajo un estilo tradicional de hacer música como el Folk y el verdadero Country, que si bien está demasiado emparentado con los Estados Unidos, es un verdadero gusto escucharlo cuando está bien hecho.

Ahora bien, “In the Woods” (En los Bosques) representa un paso más allá de Emily respecto a su primer álbum, aquel mucho más tradicional y folklórico. Aquí hay melodías un poco más jazzeras si se quiere, y la voz es algo más íntima y personal. En “Out on Sugar”, mantiene el ritmo 2-Tone característico, pero la aparición de un contrabajo, la melodía que se pierde en algunos momentos de la canción, un solo de clarinete sobre la mitad del tema, todo deja una sensación de recital de Billie Holiday interpretando a Johnny Cash en un bar perdido en la carretera.

“Baby Bird” (Pequeño Pájaro) tiene un aura más blusera, pero sin perder la esencia intimista de la cantautora estadounidense. Pero la batería, otra vez el clarinete dominando la escena, todo cierra en una atmósfera sensual, casi íntima con la voz de la interprete y el mundo que decide escucharla. El tema evoluciona a una apertura con la aparición de un violín para volver a cerrarse sobre el final y la continuación inmediata es “Fugitive Kind” (Tipo Fugitivo) el cual sigue una misma línea. Ese comienzo cansino abre todo un abanico de posibilidades para que un tema lento y absolutamente melancólico salga a la luz, y es lo que sucede. Lenta, casi moribunda, la canción (como esa primera parte del álbum) se arrastra por la planicie del desierto, escapando vaya a saber de quien, casi sin esperanzas.

Aun así, “In the Woods” mantiene la esencia Country-Folk estadounidense, sobre todo luego de la primera mitad. “O Sweet River” (Oh Dulce Río) es pura alegría al ritmo de la acústica, el violín y del siempre querido banjo. “Dust and Delirium” (Polvo y Delirio) es un volver-a-lo-básico, y “Welcome Me Home” (Dame la Bienvenida a Casa) cierra el álbum con más nostalgia que otra cosa.

Y así son las cosas amigos. Luego de un viaje donde toda la esencia del folklore norteamericano fue alcanzada y reproducida, Emily Kate Boyd decide quedarse en Buenos Aires. Cosas de estos tiempos, realmente, y no por eso deja de ser algo para alegrarse. Su música está apta para ser tomada como inspiración para que de una vez por todas alguien se decida hacer Country (y digo verdadero Country) en Argentina. Como también está abierta la posibilidad que se haga una chacarera en Tennessee, ¿por qué no?.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s