La Familia de Ukeleles “El Gran Rubí”

Publicado: 08/01/2016 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

A


El Gran Rubí cover art

A veces, hay cosas que escapan a la reseña. Analizar una canción, no significa analizar un disco. Pero analizar todas las canciones de ese disco no significa tampoco analizar a la banda. O por lo menos no en toda su plenitud. Es decir, solo se percibe la parte audible del grupo. Sus canciones, sus acordes, su composición. Pero en rigor falta algo más importante. Su parte VISUAL.

Hay bandas que tienen como parte fundamental su imagen. Y por lo tanto, su performance en vivo. Es la que los sostiene. Incluso por encima de sus canciones y de su música. Así nacieron Los Beatles, por ejemplo. La imagen es todo. Y más hoy en día.

Y a decir verdad tuvimos que llegar a esa conclusión para terminar de entender el fenómeno de La Familia de Ukeleles. Un grupo que nació como un conjunto de músicos afines al ukelele, interpretando canciones de los 50′ y 60′ con esos instrumentos, y terminó mutando en un verdadera banda donde sólo uno de sus seis integrantes toca verdaderamente la pequeña guitarra hawaiana.

Matías Martinelli (guitarra), Adrián Capresi (slide guitar), Damián Manfredi (contrabajo), Martín Capdevile (percusión), Nele Paelinck (violín) y la ex Las Taradas, Melisa Muñiz (ukelele) completan esta formación para su tercer disco y segundo LP “El Gran Rubí”. La novedad es la inclusión del violín de Paelinck con respecto a álbumes anteriores y además la mayor cantidad de temas propios en el disco.

“El Gran Rubí” abre definiendo la esencia de La Familia de Ukeleles: el espectáculo. En este caso un circo de músicos talentosos que demuestran sus aptitudes para el deleite del público. Y un poco de eso se trata, los circos lo llevan adelante familias, que viven del show y de las giras. Y esta “Familia” se ha convertido en un fenómeno de referencia, no del circo, pero sí de las Orquestas Porteñas. Recordemos algunas: Julio y Agosto, Tototomás, Churupaca, Puerta Fácil y, por supuesto, Las Taradas.

Así, un Country instrumental con trompetas con sordina y una velocidad infernal es la presentación de las doce canciones de “El Gran Rubí”. De ahí en más el grupo se mueve con facilidad y destreza entre Boleros, Swings, Ula Ulas, Blues, Foxtrots y otras canciones, todas contando al Ukelele como guía. “Mexican Island” es un calipso que bien puede haber sido creado en Acapulco en los 40′. A su vez, “The Ghost of C.C.” es un blues trágico, arrastrado, cantado en inglés y propio del Mississipi.

Las canciones de La Familia son entretenidas, nadie puede decir que no. Pero falta algo. Es que no se termina de entender al grupo si uno no va antes a verlos en vivo. O en un video suyo de Youtube. Ahí la energía, la presteza y la personalidad de cada integrante se hace patente, cosa imposible de percibir en la simple música audible. Temas como “La Familia” o “Lovely Hula Hands” (donde Capdevile hasta usa una palangana con agua para simular el efecto del mar y las olas), fueron pensados claramente para el escenario y no para sonar en parlantes de computadora, por más buenos que suenen.

“Flores Secas” es un bolero delicioso donde una especie de inflador marca el paso. Esta canción demuestra la hermosa delicadeza y la capacidad del grupo para hacer canciones en castellano. Acordeones, un dulcimer y palabras carraspeadas en tano hacen una belleza de tema que no pierde el buen humor a pesar de hablar de despecho. Y “Crying, Waiting, Hoping” es un cover del gran Buddy Holly, donde Martinelli casi que lo hace revivir con su voz.

La seriedad que encontramos en “El Gran Rubí” es la de que La Familia de Ukeleles se tomó en serio esto de ser un espectáculo del under porteño. Ellos representan la frescura que el género orquestal de la ciudad necesita tras el último CD de Julio y Agosto y tras la partida de Las Taradas a las grandes ligas. Estos “hermanitos” le dan un aire al ambiente y así la escena no queda para nada vacía.  Está llena de vida, alegría y energía, y quizás no sea la más experimental de todas las escenas a nivel musical, pero sus integrantes realmente saben que hacer arriba de un escenario. Y si hablamos de escenarios no vemos la hora de ir a deleitarse algún día con ese show llamado “El Gran Rubí”, o “La Familia de Ukeleles”. Porque con escucharlos nunca es suficiente.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.como

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s