Francisca & los Exploradores “Ra”

Publicado: 04/03/2016 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

RA cover art

Últimamente los discos vienen cada vez más oscuros. No sabemos por qué, ni queremos hacer un estudio socio-cultural para saberlo. Quizás nos equivocamos, pero es una sensación que está en el aire. Está presente como una niebla en la noche, que puede ser humo. La música del under está, digamos, algo furiosa. No sólo este auge de la ya discutida “escena stoner”, violenta de por sí, sino en bandas y solistas que antes eran estandartes de la felicidad y el optimismo, ahora se están transformando en conductores de un Rock crudo y chocante.

Ya vimos el cambio en la música de Tobogán Andaluz, pero ni hablar del estallido sónico de Los Rusos Hijos de Puta, el viaje callejero y devastador de Los Espíritus, y la honestidad brutal en algunas canciones de Valentín y los Volcanes. Hoy, tenemos otra transformación.

Luego de su resonante debut con “Barbuda”, Franco Saglietti volvió a darle marcha a su proyecto llamado Francisca y los Exploradores. Un grupo-conjunto-colectivo nacido de su espíritu creativo que intenta estar siempre en la vanguardia, en lo experimental, o mejor, en lo inexplorado. “Ra” es el nombre de su segunda publicación y cuenta con muchos más invitados que la primera, y con lo que puede llamarse una “banda estable” con los hermanos Bruno e Ítalo Ferro en batería y guitarra, respectivamente.

El cambio de sonido es claro. Hay un ambiente mucho más abrumador, tenso y violento que en Barbuda, donde predominaba la tranquilidad, el optimismo y la esperanza. El disco abre con “Gorila”, casi un tema Punk. Y ya desde el minuto cero Francisca deja en claro que su misión es liberar bronca y escupir veneno. Que lo de “Barbuda” fue una época que pasó, que quiérase o no, las cosas llevaron a esto y no esperemos una repetición de esa magia. Aunque “Aloha”, la segunda canción, pueda ser parte del antiguo repertorio, las cinco canciones restantes lo niegan…rotundamente.

En “El Enemigo” (con colaboración vocal de Ale Álvarez de Barco) el enojo está dirigido al tiempo: “Son los relojes el enemigo”. Parece que el crecimiento, la maduración como artista lleva consigo ciertas cosas que estallan. Y esta es una manera de demostrarlo. La exploración de este planeta llamado Francisca no podía ser tan bello para siempre y por eso la razón de ser de “Ra”. Además, en esa introducción pareciera como que el espíritu de Spinetta se metiera de alguna forma en la canción, sobre todo en ese riff principal, tan complejo, extraño y urbano.

El álbum cierra con “Salsipuedes”, tema que no justamente es una oda al pueblito cordobés. Más bien es un intento de salir de un pensamiento, si uno puede. La atmósfera puede ser muy similar a las mejores de Barbuda, pero hay ocasionales golpes de platillos, bombos y efectos siniestros detrás, que dan una sensación de incomodidad. Como si uno se encontrara metido en un laberinto, una telaraña o también un sueño imposible y buscara alguna forma de salir. Los punteos que se pierden (también tan spinettianos) en fade out y cierran el disco parecen atrapados, perdidos, giran en círculos y no terminan en ningún lugar. Y así finaliza “Ra”, en ningún lado en particular.

En una entrevista reciente, Saglietti dijo que podría verse a “Ra” como las cosas que le pasan a un personaje dentro de los vicios de la ciudad. Este personaje termina siendo un autómata, un robot, representado en la canción “Automático”. Y Buenos Aires tiene mucho que ver con eso. Es que estamos frente a un artista con una sensibilidad única en el circuito musical. Y eso hace de “Ra” un disco que simboliza los tiempos que están viviendo los artistas oriundos y radicados en Capital. Hay demasiada psicosis y las cosas ya no son tan felices como eran antes. Dejamos atrás, suponemos, una época donde el público iba a disfrutar del repertorio de un artista, para pasar a una donde es el artista el que disfruta de sí mismo. El álbum en sí parece una exploración incompleta, ¿habrá una solución definitiva en el nuevo disco de Francisca anunciado para el 2016? No lo sabemos. La respuesta la dará el tiempo…justamente nuestro enemigo.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s