1915 “Dual”

Publicado: 20/10/2016 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , ,

1915

Prolijidad en la música, guitarras atmosféricas, baterías chequeadas por Drum Doctors, bajos audibles y grooveros, variedad indefinible de géneros que se entremezclan y conversan, voces impecables y sintetizadores acolchonando absolutamente todo. Eso habla de una banda que le importa mucho su música, y que no tiene problemas en experimentar. Eso también habla de un disco impecable y prolijo, donde se deja de lado el frenesí del Rock, por un acercamiento sónico mucho más sofisticado.

Uno ya se va dando una idea de que se trata esta nueva reseña. Es el debut del grupo 1915, conformado por Cruz Hunkeler (guitarra y voz), Federico Norzi (teclados), Jeremías Alegre (batería) y Alejo Freixas (bajo). Un disco que sorprende por su calidad y su precisión. Pero sobre todo por su prolijidad. “Dual” parece cualquier cosa menos el primero de una discografía. De hecho, parece hecho por músicos de más de 30 y estamos hablando de veinteañeros.

El álbum comienza con medio minutos de un ruido de synthe in crescendo, que es un excelente pasaje para “Sur”, un revoltoso tema de New Disco, con momentos de baile, momentos de ebullición y hasta momentos de calma tensa con un solo que parece sostener el ritmo sólo con las notas, aunque la velocidad del tema es demasiado alta como para que se note el parate. Las canciones de 1915 son más bien una invitación al movimiento, como si fuera la evolución argentina de los Bee Gees. Y ya desde el vamos buscan el mejor impacto.

El tercer tema, “El Gede”, es uno de los mejor logrados. Un slow-tempo con todo lo sexy del funk, y con letras pro-ateas, la banda se luce con su virtuosismo y capacidad en poco tiempo. Esta canción deriva en la que le da nombre al disco, que en sí misma habla de dualidades y las contradicciones que hay dentro de todos los seres humanos, incluso en los mismos integrantes de la banda, que pasan del éxtasis funkie a una sonoridad Ambient Lounge, a veces dentro del mismo track.

No estaría bien calificar a los 1915 con la neo-psicodelia, aunque en muchos pasajes pareciera pertenecer a ese ámbito, sobre todo con esos teclados que de vez en cuando sobrevuelan la música. Si bien guardan la calidad y el detallismo de maestros argentinos del género como In Corp Sanctis o los Peces Raros, la banda más bien es mucho más funkie y disquera que cualquiera de sus semejantes. Quizás sean lo más parecido a la música de Jvlian, sacando (claro está) la forma de cantar.

En “Dual” se entremezclan las canciones con pasajes instrumentales. Estos parecen ser pequeños ensayos y fragmentos de la compenetración musical y ejemplos de lo compacto que suena el cuarteto a la hora de liberar su creatividad compositora. En temas como “Búfalo” o “Merienda”, los instrumentos se mueven en libre albedrío teniendo, y a la vez creando, su propio espacio de movimiento.

El frenesí electrónico del comienzo de “Punto Final” es sólo un engaño para el oyente. El tema se termina convirtiendo en una verdadera balada de synth-rock progresivo que por cinco minutos embruja los parlantes. Es que eso es en sí la intención del disco, demostrar que existen varias caras de una misma moneda. Aunque en realidad lo que más se demuestra es una banda que está en un estado de gracia durante todo el álbum. Y que lo está si tenemos en cuenta su presentaciones en vivo. 1915 es un banda para no olvidarse, porque el tiempo juega a su favor y con este tipo de producciones seguramente tendremos mejores “Dual” para el futuro.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s