Alvy, Nacho y Rubin “Interpretan a Los Campos Magnéticos, Vol. I y II”

Publicado: 10/09/2014 en Disco de la Semana
Etiquetas:, , , , , ,

Para entender este álbum primero hay que escuchar la inmensa obra llamada “69 Canciones de Amor” (69 Love Songs en su idioma original) de los Magnetic Fields liderado por el canta-autor Stephin Merritt quien, en 1999, junto a Claudia Gonson, John Woo y Sam Davol tuvo la increíble idea de realizar literalmente 69 canciones de amor, que más que cantarle al amor se asemeja a un tratado sobre las canciones de amor en general. Este álbum fue y sigue siendo fundamental para cualquier amante de los romances, hoy en día se transformó en casi una escucha obligada para cualquier cantante, al menos en las tierras norteamericanas.

Bueno, doce años después de esta publicación del músico estadounidense, Alvy Singer, Nacho Rodriguez y Sebastián Rubin decidieron juntarse para interpretar y “argentinizar” ese maravilloso álbum. Las letras no sólo se tradujeron al castellano sino que se situaron especialmente en el lugar de nacimiento de los cantantes (Buenos Aires), y con esto quiere decir que la traducción no es perfecta ni metódica sino que las palabras juegan con las oraciones de Merritt  con un resultado que si bien no llega a igualar al original, se acerca mucho a esa perfección en cuanto a canciones de amor, o en cuanto a canciones se refiere. Además, el disco fue escuchado y aprobado por el mismo Merritt antes de la difusión al público, lo que habla del respeto y de la seriedad del álbum, que no sólo le rinde homenaje a los “Campos Magnéticos” sino que le dan una difusión en estos pagos que es absolutamente necesaria.

Las canciones en sí son insuperables. “Volvé de San Francisco”, “El Libro del Amor, “Todas mis Palabras”, “Si, oh Si”, “No Creo más en el Sol”, “Besando Cosas”, “Nada Importa si Bailamos”, “Como un Pollo Degollado” (uff la lista es inmensa) son verdaderas joyas de la historia de la música, que al ser tan perfectamente transcritas para nuestro entendimiento españolizado dan la sensación de que estamos frente a un verdadero clásico y/o un hallazgo de la música argentina. Es que este disco debe estar en la consideración de cualquier novato que inicia su camino en la composición, o de cualquier cantante con recitales encima, o simplemente de cualquiera que guste de las canciones románticas.

Los tres integrantes son parte de reconocidas bandas under. Alvy es el cantante y frontman de la orquesta de jazz nombrada “Alvy Singer Big Band”; Nacho quizás puede ser el más reconocido por ser la cara de “Onda Vaga”, banda que ha ganado muchos adeptos en los últimos años; mientras que Rubin es el compositor principal de “Rubin y los Subtitulados” grupo referencia del under, al menos durante los últimos quince años. Además de ellos, tres integrantes de Les Mentettes aparecen en diversas canciones (Eugenia Brusa y Adrián Rivoira en voces y Pablo Font en Glockenspiel y Melafón, quien ya conocemos de su participación en Cosmo, banda también cultora del romanticismo), mientras que Facundo Flores aporta en batería y diversas percusiones, Alfonso Barbieri contribuye en acordeón y Facundo Cruz completa los músicos invitados en Sitar.

El disco en un principio fue dividido en dos volúmenes, pero finalmente ahora se juntaron los dos en una sola publicación, y hasta se piensa en un tercero (recordemos que de las 69 canciones aquí hay “sólo” 25). Hay ciertos temas que, dentro de un disco que cubre casi todo lo referente a la música toda, pretendemos destacar por sobre los clásicos indiscutidos ya mencionados. La melancolía casi de jazz-cabaret de “Infinitamente Tarde” liderada por la frágil voz de Alvy Singer, la chacarera de “Loco de Atar”, la plegaria religiosa de “Besame con Ganas”, la sítara hindú en “El Libro del Amor” y el blues seductor, oscuro de “Ropa Interior” (“La muerte es la muerte, pero el amor es el amor” algo que hasta parece una joda pero que esconde muchas cosas).

Pero realmente es imposible elegir cualquiera de estas canciones como destacada porque eso sería necio y poco explicativo. Uno puede dedicar “No me Quiero Olvidar de vos” a su novio/a, cantarle “Ya habrá tiempo para el Rock and Roll” a su esposa/o, o simplemente seducir a su amante con “Hagamos como los conejos”, pero la realidad es que cualquier canción de este disco puede ser usada para atraer al sexo opuesto, porque la suavidad de las voces, la perfecta simpleza de las canciones de Merritt interpretadas por Alvy, Nacho y Rubin llegan con facilidad a esas partes del corazón que ansía por un cariño y una bella melodía. Así que los futuros escritores del Cancionero Romántico, ansiadamente pedido por este blog, ya tiene a sus “padres fundadores”. Esta es la piedra fundamental para comenzar a erigir cualquier edificio musical. Comencemos a poner los ladrillos.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s