Sue Mon Mont “Sue Mon Mont”

Publicado: 05/12/2014 en Disco de la Semana
Etiquetas:, , , , , , ,

Primero antes que nada…¿quién es Rosario Bléfari? Bueno, dentro de la escena del Indie Rock argentino, ese nombre se transformó en toda una referencia para los que quieren iniciarse en el rubro. Para darles una idea, ella viene cantando de forma auto-gestiva desde 1989. Toda la década de los 90′ formó parte de la banda Suárez, mientras que en los 2000′ se dedicó a sacar discos solistas sin desprenderse de ese estilo de vida “independiente”. Además, publicó libros de poemas, fue actriz, premiada en Cannes, demasiadas cosas para abarcarlo en esta humilde reseña, que además tampoco quiere dedicarse exclusivamente a ella.

Rosario decidió dejar el formato solista y juntó una super-banda, conformada por Gustavo Monsalvo (más conocido como Niño Elefante de El Mató a un Policía Motorizado), Tomás Corley (Tifa Rex, la batería de los Reyes del Falsete) y Marcos Diaz (una de las mentes compositoras de la banda Bosques y que aquí se encarga del bajo), nombres que sin duda, también son referencia actual dentro de los cultores del Indie Rock del país. Cuestión que la banda tiene el exótico nombre de Sue Mon Mont (intraducible del francés), y acaba de publicar su primer CD, el cual es una oleada de rock puro y duro. Sí, casi como tratando de desprenderse de todo concepto, los músicos llenaron de ruido el semi-paraíso que era la escena alternativa platense y del conurbano.

El disco empieza a pura furia, casi nada que ver a El Mato, o Los Reyes, o Bosques. Rosario Bléfari, con algunos retazos todavía de Indie, canta despreocupada “A tu Ritmo” casi sin mostrar mucha emoción, ofreciendo un  curioso contrapunto entre el infierno musical y su voz tranquila, apaciguadora y hasta fragil diciendo “Me costó llegar a tu casa, me pasé más de una estación”. La canción es concisa, llana, va directo a la médula. No ofrece solos, ni puentes extensos, el virtuosismo instrumental queda de lado y todos los poros y rincones lo llena el Rock de esta superbanda.

Luego, las cosas un poco se van diluyendo. “Besos” o “Entre la multitud” tranquilamente pueden ser obra de Las Ligas Menores, si no tuvieran esa distorsión de guitarra y esos golpes de ride incansables. Es que el Niño Elef….digo, Gustavo Monsalvo, pareció descubrir y explorar una nueva vertiente en su estilo. Es decir, el más rockero y pesado que su aporte en El Mato. Lo de Corley en batería es un poco normal para sus estándares (“El día” parece escrita para Los Reyes, dejémonos de joder), pero aún así suena todavía más heavy que los últimos discos, como por ejemplo, “Días Nuestros”. Y no hay que dejar de lado a Marcos Diaz, quien definitivamente se aleja del todo de la pasividad de Bosques, casi como dando una vuelta en U total a su manera de tocar.

Por otro lado, puede que Sue Mon Mont tenga muchas aristas en común con Julieta y Los Espíritus. A nuestro parecer, este último quizás gane un poco más en emotividad, mientras que Sue vence en lo que se refiere a consistencia musical. Sin embargo, no es la idea tampoco comparar, July Sky tendrá quizás algún día el status de Rosario, pero el tiempo decidirá. Por hoy, Sue Mon Mont pega mucho más con esos golpes certeros de rock suburbano y subterraneo.

“¡Qué Fácil!” es pura algarabía, y tiene esas pausas media psicodélicas, un coqueteo con el Indie Hardcore (¿existirá eso?), y un estribillo contundente. Puede bien ser un buen resumen para una banda que no quiso preocuparse mucho en experimentos, en búsquedas de sonidos propios (“Entrega” es quizás lo más cerca del experimento que Sue Mon Mont llegó a dar), sino que dejan en claro que están allí para sacarse las ganas de componer unos buenos temas para menear la cabeza, cantar al ritmo de Bléfari y, sobre todo, sentirse a gusto desplegando toda su energía disponible en un disco. Sue Mon Mont tiene todo ese gusto de una buena noche con gente copada, que da gusto juntarse al menos una vez antes de morirse. De hecho, no se sabe con seguridad si habrá un segundo CD de Sue Mon Mont, lo cierto es que este que tenemos a disposición ofrece todo lo que un buen oyente de rock necesita.

Y damos gracias por ello. Esta super-banda sin duda, enmarcada en este 2014 algo caótico, pero que de a poco va encontrando su rumbo, puede llegar a ser un punto de reunión de grandes músicos a disposición de una referencia del rock independiente argento y noventoso como Rosario Bléfari. Una perspectiva corta, pero exacta de un momento del presente musical argentino, que quizás, se vea representado en la “Perspectiva Abstracta”, obra del pintor Martín Reyna, presente en la portada, donde todo no dice nada, o mejor, la nada que lo dice todo. Este disco puede ser una muestra más del particular momento que vive el rock argentino, algo difícil de definir, abstracto, que da pie a decirlo todo. O tan sólo este sea un paso más para el definitivo golpe de gracia de Rosario Bléfari para establecerse finalmente como una artista del carajo, que sabe elegir sus músicos para sus obras, y que definitivamente debe seguir siendo la referencia para las futuras generaciones.

Por Renzo Cavanna – re.cavanna@gmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s